La Maca

maca

Maca en sus tres variedades: Maca Roja, Maca Negra y Maca Amarilla

Indudablemente la maca que hoy conocemos con el nombre científico de Lepidium Peruvianum Chacón es un fruto ancestral que el poblador andino de la zona de SAN BLAS (Provincia de Junín) y sus alrededores ha domesticado desde hierba silvestre a planta de consumo y producción masiva como vemos hasta nuestros días.
Particularmente en el lugar denominado PACHA- MACHAY del anexo de San Blas, Distrito de Ondores Provincia y Departamento de Junín en Perú, se han encontrado indicios de que hace 22,000 años se consumía carne de auquénidos y maca (como raíz silvestre), estos hallazgos fueron realizados durante las excavaciones de estudio arqueológico por el Dr. Ramiro Matos Mendieta por los años 1,969-1,970. Este dato es muy importante para los actuales proyectos de denominación de origen a la maca como maca oriunda de Junín Perú.
El Dr. Matos demostró que en esos tiempos los auquénidos eran de mayor tamaño que los actuales (llamas, guanacos y vicuñas), este estudio lo realizó en convenio con la Universidad de Cornell de los Estados Unidos de América siendo éste, profesor de la Universidad Mayor de San Marcos (para mayor ilustración hay que recurrir a los archivos del mencionado profesional en la biblioteca de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos).

NOMBRE CIENTÍFICO: 
MACA = Lepidium meyenii o Lepidium peruvianum Chacón.

ORIGEN DE SU NOMBRE Y DOMESTICACÍON: 
La Aparición de plantas con flores (Angiospermas) data de hace 300 millones de años según estudios de paleontólogo Hill, (1996) evolucionado en áreas del norte, centro y sur del Perú y entre estas plantas estaba la Maca.

El nombre de la Maca, según Pulgar Vidal (1985), proviene de dos voces de la Lengua Chibcha “MA” que tiene significado de origen de altura y “CA” que significa Alto, excelso, comida buena que fortalece. El nombre de la Maca también podría deberse a que los Incas han colocado el nombre de Maca, como justificación de continuidad de su dominio, por la presencia de los Ayarmarcas, ya que la Maca siempre ha existido como raíz que crece en los Andes.

Según evidencias históricas, la domesticación de la planta de la Maca probablemente coincidió con la fase tardía del formativo (comienzos de la era cristiana aproximadamente), en la Zona de San Blas o Junín por los pobladores del Chinchaycocha, entre estos la cultura Pumpush. La expansión de su cultivo en el medio ecológico Alto Andino habría sido por la Cultura Yaru o Yaro y los Ayarmarcas venidos del Sur, quienes dieron gran importancia a su cultivo porque constituyó un alimento de consumo diario (Matto, 1975); Rick (1979), Antunez de Mayolo (1977), Rostworoswshi (1978) y Waldemar (1976), refieren que los Yaros han sido eximios ganaderos y practicaban una agricultura intensa, dedicándose al Cultivo de la Maca. Pacheco (1988), menciona que los habitantes de Bombonmarca (Junín) constituyeron un Centro de Acopio de raíces de Maca, papa y de las fibras de alpaca y llama (Almacenes de Shongunmarca).

La expansión del cultivo de la Maca, también se debería a los Collas que se dedican intensamente al Cultivo de la Maca. Las tropas Incaicas eran alimentadas con raciones de Maca, pues se le atribuía a esta planta la capacidad de dar vitalidad y fortaleza física a sus combatientes.

Guamán Poma de Ayala (1613), refiere que la Maca es un nutriente que los indios lo usan con el fin de obtener buena salud y vigor.
Primeros descubrimientos de la Maca: Walpers (1843) por primera vez identifica científicamente a la especie como Lepidium Meyennii Walp, debido a que el Señor Meyennii recolecta una especie en Pisacoma (Departamento de Puno). Así mismo, Weberbaur (1945), describe la existencia de Lepidium Meyennii Walp entre Candarave y Carumas (Departamento de Moquegua), que es la subespecie Lepidium Meyennii Celidium.
En 1961 presenta su Tesis de Bachiller la Dra. Gloria Chacón de Popovici quien realiza un estudio fitoquímico de la Maca, asignándole erróneamente a esta planta el nombre de Lepidium Meyenii Walpers. Para 1988 profundiza su investigación taxonómica, identificándola como Lepidium Peruvianun Chacón siendo ratificado el nombre científico por los Biólogos del Herbario de la Universidad Nacional de San Marcos.

En años recientes se ha visto un auge de la Maca debido al interés farmacéutico y su beneficio como reconstituyente de diversos sistemas del organismo, el énfasis que se le atribuyes más, es respecto al sistema reproductor tanto masculino como femenino, asi, el Dr. Gustavo F. Gonzáles (M.D. M.Sc) de la Universidad Peruana Cayetano Heredia en su libro “ MACA: De la Tradición a la Ciencia” destaca científicamente la relación de las maca de color negro con el mejoramiento espermático y la capacidad sexual del varón, mientras que la maca roja con el mejoramiento de la capacidad reproductiva de la mujer.

[top]
Leave a Reply